Alcaldía pagará por casas que colapsaron en deslizamiento

La comuna expropiará los predios de los 22 inmuebles de la franja roja que deben ser demolidos, además de los 68 que cayeron y que tengan derecho propietario.

En las siguientes horas y con maquinaria pesada, obreros comenzarán a demoler los  22 inmuebles que se encuentran en la franja roja del deslizamiento San Jorge  Kantutani. Para ello, la Alcaldía expropiará  los predios de este sector, además de las  68 casas colapsadas el 30 de abril   que cuenten con  documentos de propiedad. 

“Inicialmente (serán expropiadas) las 22 que forman parte de la franja roja; pero además tenemos las viviendas que colapsaron y que estaban en la parte baja (68). Esas también -a través de los registros históricos- pueden ser sujetas a expropiación”, declaró ayer el  alcalde de La Paz,  Luis Revilla.

Luego de  la emergencia, la Alcaldía identificó tres áreas de riesgo. Los predios que se encuentran en el sector rojo -al borde del deslizamiento- no pueden quedar en pie y deben ser demolidos; otros 26 inmuebles  de la zona verde aún están  en análisis de  permanencia o no; y  en la azul hay  53 casas que fueron evacuadas por prevención y están sin servicios básicos. 

La maquinaria pesada municipal trabaja en la parte baja del deslizamiento, colindante con la avenida Kantutani, retirando la basura que salió luego del  deslizamiento y con otras tareas de estabilización. Ahora  debe  trasladarse a  la parte alta  para demoler las construcciones en riesgo.

El secretario ejecutivo de la comuna, Álvaro Blondel, dijo  que la expropiación es un compromiso municipal para que los dueños de las casas permitan trabajar la  maquinaria o equipo pesado para estabilizar la parte alta. “Toda la gente que tenga documentos de propiedad será parte de un  proceso de expropiación de parte del gobierno municipal”, dijo  la autoridad y aclaró que no es necesario que tengan la planimetría aprobada sino que demuestren ser dueños con un certificado de Derechos Reales.  

Revilla afirmó que el proceso comienza con una declaración de necesidad y utilidad pública. “Luego se entra a un escenario de conversación entre las autoridades y los vecinos para establecer un ‘justo precio’,   y (por eso) se nombran peritos para ponernos de acuerdo en el monto de la expropiación. No hay una cantidad preestablecida, y parte del procedimiento es la conversación, el diálogo y el acuerdo al  que se debe llegar”,  añadió el Alcalde. 

 

Costo de la estabilización

Para el burgomaestre Luis Revilla, todas las obras de estabilización demandarán alrededor de 30 millones de dólares. Indicó que la  Alcaldía busca financiamiento. Entre las principales tareas están la canalización del río Cotahuma en la parte baja, la construcción de muros a  la altura de la  avenida  Kantutani y  la captación de aguas subterráneas. “Ojalá podamos acceder pronto a estos recursos para empezar estas tareas que nos tomarán  unos meses llevarlas adelante”, dijo.

Estos recursos también incluyen la reposición de la avenida Libertad que une Sopocachi con los Puentes Trillizos. Para ello se tiene prevista  la construcción de un viaducto que es similar a un puente. 

También evaluarán qué sectores podrían ser restablecidos para viviendas. “Eso está sujeto (a revisión),  pero  son (áreas) muy pequeñas las que podrían estar disponibles. El grueso del terreno es muy inestable,   no sólo por la presencia del exbotadero, sino porque metros más abajo sigue siendo un terreno inestable. Seguiremos  trabajando en la identificación de las áreas”, dijo.

Kantutani y  ayuda

  • Trabajos  La Alcaldía tiene previsto para  hoy la rehabilitación del carril de bajada de   la avenida  Kantutani. Hasta ayer la maquinaria municipal retiró la tierra que cortó la circulación en la vía el pasado 30 de abril.
  •  Agua  La empresa EMBOL entregó ayer 30.000  litros de agua para los damnificados a base de la Norma Esfera. Es decir, que cada  persona debe consumir entre 2,5 y 3 litros de agua al día para beber y cocinar. Luis Lugones, ejecutivo de la empresa, llegó ayer con 500 paquetes de 6 botellas de 3 litros. “Todos los martes, a partir de ahora, haremos la entrega del agua lo que permitirá  a los vecinos garantizar el uso, acceso de agua para la hidratación personal y para la cocina”, dijo.

Fuente: Página Siete