Andrea Cornejo

Andrea Cornejo nació en la ciudad de La Paz y en la actualidad tiene 31 años.

En la actualidad se desempeña como Concejal Secretaria de la Comisión de Desarrollo Humano y Culturas del Concejo Municipal de la ciudad de La Paz.

Fue elegida en los comicios municipales de abril de 2015 en las listas de la agrupación ciudadana sol.bo. Tomó posesión del cargo a fines de mayo de ese año.

Desde entonces, fue asignada como concejal del Macrodistrito de Cotahuma y su trabajo se desarrolla a favor de los vecinos de ese distrito (que tiene más de 250 mil habitantes), de las personas con discapacidad, los jóvenes, las mujeres y los niños.

Desde su nacimiento, Andrea fue afectada por una enfermedad congénita llamada Atrofia Muscular Espinal tipo II. Ella caminó hasta los 16 años y desde entonces es usuaria de silla de ruedas. A los 2 años, sus papás la llevaron a Cuba con la finalidad de operarla, pero era muy joven para someterse a una cirugía. Cuando cumplió 9 años recibió el primer diagnóstico correcto de su enfermedad pero, dado que no podía ser tratada en Bolivia, la operaron a los 16 años en el Shirners de Utah, en Estados Unidos, con la ayuda de la entonces Primera Dama, Ginger Quiroga. A su retorno al país estudió Canto, Cine y la Carrera de Diseño Gráfico, de la que se graduó con honores. Sin embargo, encontró su verdadera vocación dentro del activismo y la política. Su misión: hacer de La Paz una ciudad verdaderamente inclusiva, en vista de las dificultades que plantea una urbe inaccesible para las personas con discapacidad.

En 2014 participó del certamen de belleza Miss Colors Hungría, un certamen para mujeres en silla de ruedas, con la finalidad de romper los moldes tradicionales de belleza y cuyo objetivo mayor es visibilizar la discapacidad para que los gobiernos locales y nacionales tomen medidas en busca de la inclusión real y efectiva. La participación de Andrea en este evento permitió atraer a la opinión pública sobre las condiciones en que viven las personas con discapacidad en el país y, además, consolidar el rol de activismo de la ahora concejala municipal. En 2014, se postuló públicamente como candidata a concejal, gracias a la apertura de la agrupación ciudadana Sol.bo, que inició un inédito proceso de participación ciudadana, en el que todos los ciudadanos podían postularse a un cargo electivo, sin necesidad de ser militantes de la agrupación.

Andrea fue elegida como candidata por Sol.bo y, tras un arduo proceso de campaña, llegó al Concejo Municipal. Desde entonces, ha trabajado en la consolidación de los derechos de las personas con discapacidad. Impulsó la primera Ley Municipal para personas con discapacidad, que se promulgó en octubre de 2016. Es la primera ley de este tipo en el país y ha servido de ejemplo para otros municipios del país que han pedido asesoramiento para aprobar normas similares. Pero además, desde su rol de gestora pública logró avances en la construcción de una ciudad inclusiva.

Andrea logró la construcción de la primera escuela inclusiva de La Paz, el primer parque inclusivo de Bolivia y la consolidación de la Ruta para Ciegos en el centro de la ciudad. Además, impulsó la colocación de rampas en vías de alto tránsito de nuestra ciudad y la eliminación de barreras arquitectónicas en hospitales municipales y servicios como el cementerio general de La Paz.

Andrea ha sido además celosa vigilante de que el servicio de transporte municipal LaPazBus, tenga características inclusivas y que su personal esté informado y sensibilizado a plenitud para atender a personas con discapacidad. Además, es la creadora del concurso Ciudad Inclusiva, para propuestas de proyectos inclusivos, dirigido a estudiantes de arquitectura, que con sus ideas, están contribuyendo a la transformación de la ciudad. Por otra parte, ha trabajado en el reconocimiento al trabajo, la creatividad y el ingenio de los jóvenes, con quienes tiene una relación especial y para quienes ha creado el premio Juventud Maravillosa, por el que una centena de jóvenes paceños han recibido un reconocimiento especial a su pasión y esfuerzo.  

Asimismo, trabaja directamente con organizaciones vecinales y de mujeres, con quienes ha establecido un sólido nexo, que permitió la proyección de normas municipales como la Ley Municipal de Trabajadoras Asalariadas del Hogar y la Ley de Alimentación Saludable en Unidades Educativas de la ciudad de La Paz. Andrea lleva hasta ahora dos años como gestora pública y su trabajo en el ámbito político e institucional dentro del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz aún está comenzando. Su proyección es continuar con el camino que ha iniciado hasta ahora para lograr el objetivo mayor: hacer de La Paz una ciudad verdaderamente inclusiva.