Ante la pérdida de respaldo ciudadano, el MAS inició una guerra sucia electoral contra la alianza Comunidad Ciudadana

Frente a la pérdida de credibilidad del MAS ante la opinión púbica y la imposibilidad de subir en la preferencia electoral reflejadas en diferentes encuestas, el partido en función de gobierno ha iniciado una prematura guerra sucia electoral contra su principal adversario político, manifestó José Luis Bedregal, miembro de la Dirección Nacional de Comunidad Ciudadana.

“El problema del MAS es que no tienen credibilidad ante la ciudadanía y por eso ha delineado una estrategia de ataque a su principal adversario político”, indicó.

Lamentamos profundamente que el MAS haya iniciado de manera prematura una guerra sucia electoral, además de tan bajo nivel, reflejado en el ataque al alcalde de La Paz, tratando de mellar su imagen y liderazgo y, por supuesto, de afectar la candidatura de Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, porque saben que nuestra alianza los va a derrotar en las elecciones de octubre, declaró.

“Es ese el origen de la desesperación que tiene el MAS, el temor de ser derrotados y de tener que irse de Palacio de Gobierno. Y ante esa desesperación no han dudado en verter estas calumnias, difamaciones, acusaciones sin fundamento que, y advertimos al pueblo boliviano, no van a parar”, acotó.

Vamos a tener 8 meses de guerra sucia debido a que ellos saben que no pueden subir en las encuestas, porque el pueblo no le cree al MAS

Al contrario de lo que pretende el partido gobernante, de manera enfática señaló que existe absoluta unidad, cohesión y coherencia al interior de la alianza Comunidad Ciudadana.

Comunidad Ciudadana va a seguir en su trabajo de atender las necesidades de la gente, con mejores hospitales, con mejor salud; atendiendo el medio ambiente, ayudando a nuestros niños en su formación, a nuestros jóvenes a obtener su primer empleo, trabajando para dotar de escuelas de calidad; vamos a seguir brindando el mejor desayuno que existe en el país o un servicio de transporte de calidad como el PumaKatari que nos enorgullece a los bolivianos.

En fin, un conjunto de obras producto de la eficiencia en la gestión administrativa que le permite alcanzar márgenes de ejecución por encima del 95, 99 por ciento a fin de año, cuando el gobierno central tiene áreas que no llegan ni al 35% de su ejecución financiera, puntualizó.

“Eso es lo que le molesta al MAS, eso es lo que le duele al MAS y por esos se ha ensañado contra Luis Revilla, contra la gestión en la Alcaldía de La Paz y contra Comunidad Ciudadana porque teme la derrota previsible en octubre”, dijo Bedregal.