Asambleístas electos de SOL.bo instalan huelga de hambre en el TED La Paz, TSE ya avaló su titularización

Prensa SOL.- Los asambleístas departamentales de La Paz electos por Soberanía y Libertad para Bolivia (SOL.bo) en las elecciones subnacionales de 2015, Carlos Parra conocido como París Galán y Delia Quispe, ingresaron en huelga de hambre la mañana de este lunes en protesta a que hasta la fecha no han sido habilitados por el Tribunal Electoral Departamental (TED).

“En el Tribunal Departamental Electoral de La Paz nos declaramos en huelga de hambre porque nuestros derechos políticos siguen siendo violados. Tres años, tres meses y 17 días que fuimos electos y no hemos sido habilitados. De aquí salimos con nuestros credenciales o salimos muertos”, dijo Carlos Parra en una transmisión por Facebook.

En las elecciones subnacionales del 29 de marzo de 2015, la agrupación del alcalde de La Paz, Luis Revilla, obtuvo 10 curules en el Legislativo departamental, pero sólo registró a siete candidatos. Ante esa situación y en el marco normativo, SOL.bo solicitó al TED que habilite como titulares a sus asambleístas suplentes Carlos Parra, Delia Quispe y Angélica Saurzuri, suplente de José Luis Mayta (+), que falleció en el transcurso de esta demanda.

El trámite realizado por esta agrupación política sobre esta situación llegó hasta el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), donde ratificaron la titularización de los tres asambleístas.

“Nosotros como asambleístas que fuimos elegidos el 2015 nos encontramos muy perjudicados porque el pueblo nos ha elegido para trabajar para nuestro departamento. Como soy mujer de pollera me siento discriminada, en vano hay leyes sobre la equidad de género”, declaró Quispe.

Los asambleístas en huelga de hambre denunciaron además que el TDE cerró la puerta del edificio para que la prensa no ingrese al lugar e informe a la opinión pública sobre esta irregularidad.

“Estamos casi seguros que más tarde, o en la noche, intentarán sacarnos por la fuerza. Es un atropello contra nuestros derechos”, finalizó Quispe.