SOL.bo propone renovar actores y la ética política para eliminar viejas prácticas

Prensa SOL.- El coordinador nacional de Soberanía y Libertad para Bolivia (SOL.bo), José Luis Bedregal, señaló la mañana de este martes que la renovación de actores y de la ética política serían los elementos para dialogar con organizaciones políticas en el marco de alianzas que se podrían generar en los próximos días.

“Hemos planteado la necesidad de renovar los actores políticos para eliminar viejas prácticas y también la renovación de la ética política, estos son los elementos que hemos puesto sobre la mesa para dialogar con los actores políticos, no estamos negociando cupos o pegas”, dijo Bedregal en una entrevista en radio Erbol.

SOL.bo es una organización política con presencia a nivel nacional y liderazgos jóvenes que participan en política con una nueva visión de país, centrada –entre otros aspectos– en la profundización de la defensa de los valores democráticos.

Bedregal aclaró que cuando SOL.bo habla de renovación no solo hace referencia a los jóvenes sino a los ciudadanos en general, “para que se incorporan a la vida política, aporten ideas y refresquen la imagen de los actores políticos”, expresó.

Democracia del Siglo XXI
Bedregal señaló que SOL.bo lamenta profundamente que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) haya generado, con la Ley de Organizaciones Políticas (LOP), un monopolio de participación y representación política para los partidos, pues eso no corresponde al siglo XXI.

“La democracia debería tener hoy, sobre todo, actores ciudadanos, pero esto está impedido por las primarias. No pueden ser candidatos sino solo aquellos que son militantes y miembros de un partido político, como en el siglo pasado”, explicó el coordinador nacional.

Asimismo, señaló que SOL.bo hará todo lo que esté a su alcance para impulsar la participación ciudadana, como actores centrales de la vida política nacional.

“Qué clase de democracia excluyente nos está entregando el TSE y el Movimiento Al Socialismo (MAS) con sus dos tercios en el Parlamente. Esto es un retroceso”, finalizó Bedregal.