Unidad de Hemodiálisis del hospital Municipal La Merced funcionará desde el lunes

La Unidad de Hemodiálisis del hospital municipal de segundo nivel La Merced  (Macrodistrito Periférica) empezará a atender desde este lunes a los pacientes con enfermedad renal crónica. El Alcalde Luis Revilla inspeccionó este viernes el lugar y verificó que los equipos, de fabricación alemana y de última tecnología, están en óptimas condiciones.

“Hemos hecho una inversión muy importante aquí en nuestro hospital municipal La Merced, cerca de cinco millones de bolivianos en la adquisición de una planta de tratamiento, de todos los equipos, las sillas, que son equipos de última tecnología que nos van a permitir brindar, a partir del día lunes, este servicio de tratamiento de hemodiálisis a los pacientes que tienen enfermedades renales”, expresó la autoridad en contacto con los periodistas.

La unidad empezará a funcionar desde este lunes. La atención será de lunes a sábado, de 8.00 hasta las 12.00 y desde las 14.00 hasta las 18.00.

“Es un servicio que hacía mucha falta en nuestro municipio (y) que era prestado solamente por entidades privadas y que a partir de ahora lo vamos a prestar en nuestro hospital municipal. Son equipos de última tecnología que no existen en el país, son nuevos y son los únicos de su tipo para el tratamiento de los enfermos renales en el país y los tenemos aquí en el hospital municipal”, destacó Revilla.

Características 

La directora del hospital La Merced, Ximena Salinas Martínez, informó que a nivel general se espera atender a 60 pacientes. 

La unidad cuenta con 10 equipos modernos, dos de los cuales son para pacientes aislados que tienen patologías como VIH o hepatitis B. Los otros aparatos están en una sala común para ocho pacientes.   

Se prevé atender diariamente a dos pacientes por máquina, es decir, 16 personas en la sala común.

“Tenemos equipos de última generación, tenemos una planta de tratamiento de agua dentro de la misma unidad que nos genera una calidad importante, la planta ha sido fabricada específicamente para nuestros hospital con especificaciones técnicas que nos permiten  asegurar la calidad del agua para el uso de los pacientes”, explicó la directora.

El costo del servicio será cubierto por el Seguro Integral de Salud y para las personas que no tienen este beneficio el monto será entre 800 y 1.200 bolivianos, dependiendo de la situación.

Respecto al personal, explicó que se cuenta con cuatro enfermeras licenciadas, 16 auxiliares en enfermería y cuatro médicos, dos de estos últimos son nefrólogos especialistas en hemodiálisis.